Historia

El origen de GME se remonta a 1922, cuando Antonio García-Munté Nuño fundó García&Cía. con el fin de distribuir combustible sólido en el territorio español. Años más tarde, la compañía adquirió  “Cales, Cementos y Carbones de Pobla de Segur” en 1929 y la ”Compañía Naviera Española” en 1952.

La apuesta de Francisco García-Munté López por la minería nacional conllevó la creación de Antracitas de Gillón a principios de los años ‘70 para gestionar la explotación de las concesiones mineras asturianas de Antracita “Mina Matiella” y “Minas Perfectas”, convirtiéndose, en pocos años, en la empresa líder de la zona.

También en los años ‘70 nace Comercial García – Munté S.A. con el propósito de importar y distribuir todo tipo de combustibles sólidos a nivel internacional.

Finalmente en 1998, a raíz de una escisión familiar de Comercial García – Munté , nace GME, que forma una Joint Venture con el grupo holandés SSM Coal Bv (hoy Grupo Oxbow).

El crecimiento de GME se ha materializado con la creación de nuevas filiales internacionales, como GME Unipessoal en 2002 para cubrir el mercado portugués, GME México en 2004, con plantas en Altamira, Veracruz y Monterrey o GME Marruecos en 2006, con sede en Nador.

Aprovechando la experiencia acumulada, se crean empresas logísticas como Bai Sea Chartering y GME Operadora de Transporte, gracias a las que hoy podemos cerrar el ciclo completo de nuestro proceso operativo, generando sinergias positivas.

La creación de Microcoal en 2003, responsable de la micronización de nuestros combustibles sólidos, es el resultado de nuestra constante apuesta por la innovación y adaptación a las necesidades de nuestros clientes.

En el año 2012, con el objeto de posicionar la Biomasa como un producto clave en el portfolio de GME, se crea PROBIOSUR, centrada en el almacenamiento y procesado de Biomasas para el abastecimiento del mercado local e internacional.

Hoy GME está dirigida por la tercera generación de la familia García-Munté y contamos con más de 100 personas en nuestra plantilla, distribuida por todos los países en los que operamos.

A lo largo de su historia, GME ha crecido mediante la concesión de extracciones, la adquisición, fusión y creación de empresas, y, sobretodo, por su constante inversión en innovación.